Comparte en :

El poder de la Vitamina C, Vitamina D y el Zinc

La Vitamina  C es probablemente uno de los nutrientes más conocidos que ayuda a fortalecer las defensas de tu cuerpo.

Nuestro cuerpo no puede producir ni almacenar Vitamina C, así que puede ser bueno consumir un poco más ya que en algunas ocasiones la dieta no cubre la dosis que necesitas al día.
Ahí es donde Redoxon® ayuda.

*La Vitamina C contribuye al desempeño normal del sistema inmune.

Icono: vitamina C

¿Qué hace la Vitamina C?

La Vitamina C ayuda al sistema inmune a funcionar con normalidad. Como antioxidante, la Vitamina C también contribuye a la protección de las células y las ayuda a funcionar correctamente. La Vitamina C también ayuda a la formación de colágeno, que es parte de la estructura de los huesos, los dientes, las encías y la piel. De esa forma es como la Vitamina C ayuda a  mantenernos saludables diariamente.

Ícono: zinc

¿Qué es el Zinc y por qué lo necesito?

El Zinc es un mineral como la Vitamina C; fortalece el sistema inmune y ayuda a proteger a las células del estrés oxidativo. El Zinc es necesario para un crecimiento y un desarrollo saludable. Si bien es esencial para el sistema inmune, los seres humanos no producimos Zinc. El Zinc se encuentra en muchos alimentos (carne, pescado, leche, lácteos y cereales), como también en algunos vitamínicos como Redoxon® AOX®

Icono: vitamina D

¿Qué es la Vitamina D y por qué la necesito?

La Vitamina D se forma sobre todo por la acción de la luz solar ultravioleta en la piel, y es muy importante para el fortalecimiento del sistema inmune. Cada persona necesita distintos niveles de exposición, ya que producimos Vitamina D a distintos ritmos según cuánta piel se expone, a qué hora del día y cuánto tiempo estamos al sol. Pero no siempre se puede obtener la dosis diaria de luz solar. Además de adquirir Vitamina D a través de la luz solar, también podemos consumir algunos alimentos y vitamínicos como Redoxon®AOX®