La salud y el sistema inmune a lo largo de tu vida | Redoxon®

Comparte en :

La salud y el sistema inmune a lo largo de tu vida

¿Alguna vez te has preguntado por qué los niños parecen enfermarse con mucha más frecuencia que los adultos? ¿O por qué los adultos mayores padecen efectos secundarios intensos a consecuencia de un simple resfrío o una gripe? Estos fenómenos se vinculan con el desarrollo y el envejecimiento de nuestro sistema inmune. Continúa leyendo para descubrir cómo cambia el sistema inmune con el tiempo y qué puedes hacer para fortalecerlo a cualquier edad.

Edad y funciones del sistema inmune

El sistema inmune es la defensa natural del cuerpo. Le ayuda al cuerpo a luchar contra sustancias malignas, como bacterias, virus, células cancerígenas o tejidos extraños, y a deshacerse de ellas. El poder del sistema inmune se basa en su capacidad de producir células especializadas en detectar, rodear y destruir posibles amenazas. Pero es importante saber que el funcionamiento del sistema inmune cambia con el tiempo. Cuando un bebé nace, el sistema inmune es inmaduro. Luego, llegada la adultez, se desarrolla y aprende a luchar contra los gérmenes y, en la vejez, se deteriora1. Continúa leyendo para descubrir cómo cambia el sistema inmune con el tiempo.

Un abuelo sonriendo mientras carga a su nieto en los hombros
  • El sistema inmune de un recién nacido está naturalmente suprimido, lo que produce que los niños sean más susceptibles a contraer ciertas infecciones o enfermedades respiratorias. La causa de esta supresión inmune es el desarrollo del bebé durante el embarazo1. La leche materna es la mejor forma de reforzar el sistema inmune de un bebé. También es importante vacunar a los bebés a tiempo para protegerles de diversas enfermedades respiratorias.
  • Durante la niñez, el sistema inmune aún no es lo suficientemente maduro para luchar contra la mayoría de los gérmenes, y es por eso que los pequeños enferman más a menudo. Pero, con el tiempo, las células del sistema inmune mejoran su capacidad de reconocer virus, partículas extrañas, microbios y microorganismos. También “aprenden” a luchar contra infecciones de forma más eficiente, en especial si llevas un estilo de vida saludable y mantienes hábitos de higiene adecuados. A esta edad temprana, también es posible añadir a la alimentación de los niños, vitaminas como Redoxon®. Pero es importante recordar que un estilo de vida saludable debe incluir una alimentación saludable y equilibrada que no se puede reemplazar con suplementos.
  • Durante la adolescencia, el cuerpo experimenta transformaciones constantes como resultado de los cambios hormonales. Todos sabemos que las hormonas son las responsables de nuestro desarrollo desde la niñez hasta la adultez. Pero, además, las hormonas afectan el sistema inmune y pueden suponer un riesgo más alto para los adolescentes de contraer ciertas enfermedades autoinmunes. El crecimiento acelerado de los huesos y tejidos en adolescentes también significa que pueden necesitar más vitaminas y minerales para contribuir a un desarrollo saludable.
  • En la vida adulta, las defensas naturales del cuerpo se desarrollan por completo, pero el estrés y el estilo de vida pueden afectar al sistema inmune. Por este motivo, es importante crear buenos hábitos para lograr que el refuerzo del sistema inmune sea parte de la vida diaria. Una alimentación saludable, hacer ejercicio con regularidad, dormir bien y relajarse, contribuyen al fortalecimiento natural del sistema inmune. También puedes tomar vitaminas como parte de un estilo de vida saludable.
  • En la vejez, es posible que el sistema inmune no funcione tan bien como antes4. El envejecimiento es un proceso complejo, pero una de las consecuencias principales es la reducción de la cantidad de células inmunitarias que produce el cuerpo. Esto ralentiza la recuperación tras las lesiones y la reacción ante las infecciones, lo que puede volverte más susceptible a enfermarte. Este es el momento en que un estilo de vida saludable se vuelve más importante que nunca. Una alimentación saludable con muchas vitaminas y minerales y hacer ejercicio con regularidad te ayudará a gozar de buena salud durante más tiempo.

Referencias:

  1. Simon AK, Hollander GA, McMichael A, Evolution of the immune system in humans from infancy to old age. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4707740/
  2. Gombart AF, Pierre A, Maggini S. A Review of Micronutrients and the Immune System-Working in Harmony to Reduce the Risk of Infection. Nutrients 2020;12.
  3. How to prevent infections. Harvard Medical School, 2016. Accessed 10/02/2020, at https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/how-to-prevent-infections.
  4. Montecino-Rodriguez E, Berent-Maoz B, Dorshkind K, Causes, consequences and reversal of immune system aging. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3582124/