¿Cómo mantenerte sano?

¿Cómo cambian tus defensas con la edad?

Conforme vas envejeciendo, tu Sistema Inmune cambia, ya que será menos eficiente al identificar virus externos y producir menos glóbulos blancos que puedan responder a ellos, haciendo que incremente el riesgo de contraer gripa. Algunos científicos sugieren que hacer ejercicio moderado puede acelerar la habilidad de cuerpo para combatir bacterias e infecciones a medida que envejeces. También es importante obtener mucha energía, vitaminas y elementos como el Zinc de tu dieta conforme envejeces.

Lee la nota completa aquí

¿Tu Sistema Inmune está recibiendo suficiente Zzzzz?

No dormir lo suficiente puede afectar realmente  tu sistema inmune. Sin suficiente descanso, eres más propenso a contraer gripa, virus o sentirte cansado. Así que crea buenos hábitos. Trata de irte a la cama a la misma hora todas las noches y despertarte a la misma hora todas las mañanas – incluso en fines de semana. Lo ideal es tener de 7 a 8 horas de sueño diarias. Una buena rutina de sueño te ayudará a sentirte descansado y mantendrá sano a tu sistema inmune.

Lee la nota completa aquí

Mantenerse sano todo el año

De acuerdo a un reciente estudio de la Universidad de Cambridge nuestro Sistema Inmune es afectado por temporadas, eso explica porque somos más propensos a enfermarnos en invierno.

Los expertos recomiendan hacer ejercicio, tener una buena dieta y mantenerte caliente para ayudar a tu Sistema Inmune a combatir enfermedades durante el invierno.

Lee la nota completa aquí

¿Qué alimentos son fuente de Vitamina C?

Las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C. Para ingerir las cantidades recomendadas de vitamina C, consuma alimentos variados como: frutas cítricas (por ejemplo: naranjas y pomelos/toronjas) y sus jugos, así como pimientos rojos y verdes y kiwi, ricos en vitamina C. Otras frutas y verduras, como brócoli, fresas, melón, papas horneadas y tomates, que también contienen vitamina C.

Algunos alimentos y bebidas fortificadas con vitamina C. Lea la etiqueta del producto para saber si un alimento contiene vitamina C agregada.

Lee la nota completa aquí